Decomisan casi 300 litros de chicha que vendían de manera ilegal en Quilimari

Además, se requisaron más de 150 litros de vino, licor de nuez y fernet.

Un importante decomiso de alcohol fue el resultado de una fiscalización conjunta entre Carabineros del Retén Pichidangui y el Servicio Agrícola y Ganadero, realizada a un grupo de camiones estacionados a un costado de la ruta 5 Norte, a la altura de Quilimarí.

En total, fueron casi 500 litros de chicha, distintos vinos, licor de nuez y fernet, los que fueron requisados por las autoridades, tras constatar que los conductores de los camiones controlados vendían alcohol de manera clandestina, sin contar con un permiso o patente para ello.

Frente a este decomiso, desde Carabineros reiteraron el llamado al autocuidado y la responsabilidad en Fiestas Patrias. “Estamos siendo rigurosos en todo tipo de fiscalizaciones, porque debemos resguardar la seguridad de la comunidad en todo sentido. En este caso, se trata de una venta ilegal de alcohol, en un lugar no establecido para ello y sin cumplir las normativas sanitarias correspondientes. Por eso, hacemos el llamado a la gente a abastecerse en locales debidamente autorizados para ello y si va a tomar, que lo haga de manera prudente y responsable”, indicó el Comisario de la Cuarta Comisaría de Illapel, Mayor Paolo Garay.

El Director Regional del SAG, Jorge Navarro, señaló que “esta fiscalización se realizó con el apoyo de Carabineros, a quienes agradecemos su disposición para atender a esta denuncia, ya que la peligrosidad que reviste la venta de este tipo de alcoholes sin ningún tipo de autorización es que no contamos con la trazabilidad de cómo fueron elaborados estos productos, que pueden acarrear problemas para la salud de las personas”.

El Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, a su vez agregó que “queremos hacer un llamado a las personas a adquirir este tipo de bebestibles en lugares habilitados, ya que el objetivo de dar cumplimiento a la Ley de Alcoholes tiene relación con obtener la trazabilidad del producto desde su origen, con el fin de dar la confiabilidad de que el alcohol que se está adquiriendo es, efectivamente, lo que se indica en las etiquetas y que no causará problemas a la salud de las personas”.

El Servicio Agrícola y Ganadero tiene el rol de fiscalizar lo dispuesto en la Ley de Alcoholes N° 18.455 que fija normas sobre producción, elaboración y comercialización de alcoholes etílicos, bebidas alcohólicas y vinagres, con el objetivo de velar por la potabilidad de las bebidas alcohólicas, regulando los eslabones de la cadena productiva que incidan en la calidad final del producto que llega al consumidor.