Desbaratan banda que pedía rescate por vehículos robados

Investigación de la SIP de la Primera Comisaría de La Serena permitió detener a los líderes del grupo: se trata de dos hermanos con amplio prontuario delictual.

Armamento, municiones, más de 100 fuegos artificiales, cigarros de contrabando, pólvora, celulares y distintas drogas fueron solo parte de lo incautado por Carabineros durante un procedimiento multidisciplinario que concluyó con la detención de cuatro individuos, entre ellos dos conocidos ladrones de vehículos en la villa Lambert, al norte de La Serena.

Se trata del término de una investigación que por meses, desarrolló la SIP de la Primera Comisaría de La Serena, donde se pudo establecer la vinculación del grupo delictual, con distintos ilícitos que afectaron a los vecinos de la capital regional en el último tiempo.

“Es una banda dedicada al robo de vehículos, que además operaba con la particularidad de que pedían rescate por los mismos. Es decir, extorsionaban a las víctimas para devolverles sus autos. Gracias a la información oportuna y certera que recibimos de parte de la propia comunidad, sumado al trabajo conjunto con la Fiscalía y el Juzgado de Garantía, pudimos realizar un ingreso y registro a tres casas, que nos permitió detener a cuatro personas, dos de ellas con órdenes judiciales pendientes, quienes además son hermanos y serían los líderes de la agrupación criminal”, indicó el Comisario de la Primera Comisaría, Teniente Coronel Rodrigo Von Stillfried.

Se trata de CAMC y NJMC, de 26 y 22 años respectivamente, quienes en conjunto, acumulan más de 20 causas anteriores, entre las cuales figuran robos de vehículos, falsificación, microtráfico, porte de armas y diversos robos en lugar habitado en La Serena y Las Compañías.

Además de ellos, fueron detenidos JEAA de 34 años, quien fue sorprendido con un arma artesanal al interior de una de las viviendas allanadas, y quien además posee seis causas anteriores; y EECA, de 32 años, quien fue detenida por Ley de Drogas. Estos dos últimos, quedaron apercibidos al artículo 26, es decir, a la espera de una citación por parte del Ministerio Público, mientras que los hermanos pasaron a prisión preventiva.