Escuela de Caimanes se transforma en el primer establecimiento de Los Vilos en certificarse ambientalmente

El reconocimiento es entregado por el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) y permite desarrollar una estrategia integral para transformar a la comunidad educativa y sus instalaciones en un referente ambiental en los distintos territorios del país. La Escuela Clara Vial Orrego, estará acreditada por dos años como un establecimiento con el claro propósito de fortalecer la responsabilidad ambiental, el cuidado y protección del medioambiente y la generación de redes asociativas para la gestión ambiental local.

Estudiantes, docentes, directivos y apoderados fueron parte de la celebración realizada en la Escuela Clara Vial Orrego de Caimanes con motivo de la obtención de su Certificación Ambiental entregada por el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE), una estrategia impulsada por los Ministerios de Medio Ambiente y de Educación para reconocer y fortalecer la gestión ambiental de los colegios de todo el país y, en este caso, del pionero en la comuna de Los Vilos.

“El primer objetivo fue generar un cambio de conciencia al interior de la escuela, para cambiar el sello institucional. Hicimos ese cambio, pasó de ser deportivo-artístico a un sello netamente medioambiental y desde ahí comenzamos a realizar distintas acciones, generar lineamientos básicos para luego sumar el apoyo de Fundación La Semilla a través de Minera Los Pelambres, que nos orientaron para saber cómo se realizaba este proceso”, comentó Diana Araya, directora de la Escuela.

Los establecimientos educacionales que logran la certificación e implementan de manera óptima los objetivos curriculares de gestión y de relación con el entorno, reciben un reconocimiento público, son parte de convocatorias preferenciales a capacitaciones, talleres educativos y seminarios, acceden a recursos y materiales educativos, y pasan a formar parte de una red de establecimientos donde se generan oportunidades de intercambio de experiencias, entre otros beneficios.

Sebastián Astudillo, jefe de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres, empresa que ha respaldado el proceso en la localidad, aprovechó la instancia para reforzar el compromiso de la compañía con los próximos objetivos del establecimiento. “Hemos estado conversando con la directora y con la comunidad escolar para dar continuidad al apoyo que entregamos para su certificación, por lo que estamos evaluando algunas actividades que también están relacionadas con nuestro quehacer en el valle y que apuntan principalmente a generar visitas al Parque Rupestre Monte Aranda y darles a conocer el trabajo que impulsa nuestra Gerencia de Medioambiente”, comentó.

En el caso particular de la Escuela Clara Vial Orrego, la certificación corresponde a un nivel medio por un plazo de dos años, respaldado no sólo en iniciativas y actividades desarrolladas en el último tiempo, como lo son la construcción de un huerto comunitario, mural de conciencia ambiental, identificación de los niveles educativos con especies autóctonas, proyecto de reciclaje, y la creación de la brigada ambiental, sino también al objetivo de impulsar la conciencia ambiental en toda la comuna.

“El próximo objetivo es ser una escuela que inicie este proceso en la comuna. No queremos ser la única, sino facilitar que las demás escuelas se puedan enfocar en un tema que a nivel provincial está latente permanentemente. Entonces nosotros queremos convocarnos al tema medioambiental a partir de la educación, y existe ahora la posibilidad de generar desde los niños una conciencia medioambiental”, agregó Diana.

El Sello en el Choapa y Región

La certificación de la Escuela Clara Vial Orrego supone un paso importante no sólo para la comuna de Los Vilos, donde otros 3 establecimientos se encuentran a la espera del veredicto del Ministerio de Educación y de Medio Ambiente.

En total la provincia de Choapa cuenta con otros 6 colegios y jardines infantiles que ostentan la certificación del SNCAE. 4 corresponden a la comuna de Canela y 2 a Illapel. En el caso de Salamanca, la Escuela Básica de San Agustín a través de su nivel menor, busca obtener el sello para formar parte de los 49 establecimientos que hoy mantienen un compromiso oficial con el medio ambiente.