Inauguran desaladora que entrega 10 mil litros de agua potable en caleta Puerto Oscuro

La planta, que se suma a otras obras del mismo tipo levantadas por el Estado en la zona durante los últimos años, consideró una inversión de $80 millones a través del Indespa. Un suministro permanente del recurso hídrico potencia actividad artesanal y mejora calidad de vida de los beneficiarios y sus familias.

Los pescadores de la caleta Puerto Oscuro, en la Región de Coquimbo, cumplieron uno de sus mayores anhelos: contar con una desalinizadora que les entregue agua potable de modo permanente.

La planta se suma a instalaciones del mismo tipo que el Gobierno ha ido levantando en otros ocho asentamientos pesqueros artesanales de la región en los últimos años: Apolillado, Totoralillo Norte, Totoralillo Centro, Talcaruca, Talquilla, Maitencillo, Huntelauquén y Chigualoco, respectivamente.

La desaladora que beneficia a los pescadores de Puerto Oscuro producirá un mínimo de 10 mil litros diarios de agua, e implicó una inversión pública de $80 millones a través del Indespa, organismo dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

La entrega de la planta de Puerto Oscuro se concretó durante una visita del Subsecretario de Pesca y Acuicultura (s), José Pedro Núñez, y del Intendente de la Región de Coquimbo, Pablo Herman, quienes destacaron el modo en que la obra cambiará la vida en esa caleta rural. Los acompañaron en la actividad, parlamentarios, autoridades locales, el director zonal de Subpesca, Juan Carlos Fritis, y los pescadores beneficiados.

“Hemos venido en representación de nuestro Gobierno para traer esperanza y futuro a la caleta. Nosotros estamos muy satisfechos y contentos con esta planta, que va a producir hasta cinco mil litros diarios de agua potable en una primera etapa; y diez mil, en una segunda fase. Les va a cambiar la vida a los pescadores y a sus familias. Estamos muy conformes y hemos visto que la desaladora ha sido muy bien recibida por los dirigentes. Toda la gente de la caleta tiene mucha esperanza de que vendrá un futuro mucho mejor con el agua potable”, subrayó el Subsecretario (s).

En tanto, el Intendente detalló que “seguimos avanzando en la misión que nos entregó el Presidente Sebastián Piñera de apoyar a la importante y tradicional labor de nuestros pescadores artesanales a lo largo del territorio. Hoy entregamos a los 18 socios de la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales de la caleta Puerto Oscuro una planta de osmosis inversa que les permitirá mejorar sus condiciones de trabajo y atención de clientes, dando un servicio adecuado y con toda la normativa sanitaria correspondiente”.

La máxima autoridad regional agregó: “Estas iniciativas nos permiten seguir apoyando a las comunidades costeras para su desarrollo productivo, mejorando además la calidad de vida y oportunidades de sus familias”.

Las autoridades presentes subrayaron puntualmente que un suministro ininterrumpido del recurso hídrico implica una ostensible mejoría en la calidad de vida de los pescadores y sus familias, tomando en cuenta que hasta ahora la caleta dependía de la visita esporádica de camiones aljibe para contar con agua potable y satisfacer sus necesidades más elementales.

Los pescadores, encabezados por el dirigente Leonardo Ocares, agradecieron la entrega de la obra y destacaron que el acceso continuo al agua potable implica un avance sin precedentes en la historia de Puerto Oscuro, y que, a la vez, plantea múltiples desafíos hacia el futuro.

“Principalmente, la importancia de esta planta de osmosis inversa tiene relación con que los pescadores artesanales de la hermosa caleta turística de Puerto Oscuro puedan generar procesos productivos, crear productos con valor agregado y diversificar sus actividades. Junto con ser una herramienta fundamental, es la base para el desarrollo de esta caleta en toda su dimensión”, complementó el director zonal de Subpesca, Juan Carlos Fritis.

Estas desaladoras captan agua de mar y la convierten en apta para el consumo humano, tras someterla a un proceso de tratamiento y filtrado (osmosis inversa).

Las plantas que el Gobierno está levantando en las caletas son, además, amigables con el medioambiente, pues se alimentan con energía eléctrica proveniente de paneles solares.