Juzgado de Garantía de Coquimbo mantiene en prisión preventiva a militar imputado por homicidio

El Juzgado de Garantía de Coquimbo resolvió hoy –jueves 6 de mayo– mantener sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva a C.I.C.C., cabo primero del Regimiento de Coquimbo, imputado por el Ministerio Público como autor del delito de homicidio. Ilícito perpetrado en octubre de 2019, en el centro de la ciudad.

En la audiencia de revisión de medidas cautelares (causa rol 5.253-2019), la magistrada Carolina Baroncini Gálvez desestimó las alegaciones de la defensa del imputado por considerar que los antecedentes aportados no tienen sustento para sustituir la medida cautelar por una menor intensidad.

Al resolver, la jueza Baroncini consideró que “(…) en la forma que se ve en los videos y ha sido descrita por los demás que estuvieron presente y que se mencionaron en audiencias anteriores, en ningún caso aparecía como amenazante. Es muy difícil que incluso él, con su preparación especial, con todo lo que significaba estar ese día, en ese lugar, atendida toda la convulsión que había, haya podido realmente pensar que la víctima, con algo en las manos, podía ser una amenaza. Al contrario, lo obvio era pensar que estaba sustrayendo especies, que llevaba algo en sus manos”.

Para el tribunal “esta teoría, en la que la defensa insiste, por lo menos al día de hoy, a esta jueza no le convence y así como tampoco convenció con anterioridad, es la misma y no tiene sustento. Evidentemente cuando el imputado dispara no había una situación de riesgo y tampoco había una situación de riesgo aparente, no existía razón suficiente para disparar”.

La resolución agrega que “(…) pese a que existe esta versión del imputado de que no sabía que las municiones eran letales, y que existen versiones –es cierto- de varios funcionarios del Ejército que señalan que tampoco sabían, en la primera declaración del imputado nada señala respecto de eso. Lo lógico, lo obvio, lo evidente es que lo primero que tendría que haber señalado era que la munición que disparó era no letal, no lo dijo. Evidentemente esto hace que la versión posterior no sea tan creíble”.

Lo anterior, “(…) unido al hecho que existe una pericia que menciona que las municiones son muy distintas, con peso muy diferente y fue el mismo imputado el que habría cargado la munición, hacen también que esta versión que no sabía que la munición era letal, tampoco resulte muy creíble”, razona la magistrada.

Por tanto, y “(…) considerando la pena probable, el peligro de fuga que existe respecto al mismo, todos los elementos que considera el legislador en el artículo 140 con criterios peligrosistas; entendiendo que el imputado puede ser un peligro para la seguridad de la sociedad, la gravedad de la pena, el carácter del delito, las circunstancias en que este se perpetra, el hecho que se trate de un funcionario público, respecto de quien se exige un estándar mayor a la hora del manejo de la fuerza, no existen antecedentes suficientes para dar lugar a la solicitud de la defensa y se va a mantener la prisión preventiva”.

Según el ente persecutor, a aproximadamente a las 23.30 horas del 20 de octubre de 2019, en calle Bilbao de la comuna de Coquimbo, con motivo del estado de excepción decretado en la ciudad, el imputado realizaba un patrullaje preventivo en un vehículo militar en el lugar, momento en el que utilizando su arma de servicio disparó a la víctima K.G.M., quien se encontraba en las afueras de una tienda comercial, causándole heridas que le provocaron la muerte posteriormente en el hospital San Pablo de la comuna.