¿Qué debe tener un computador según el uso que quieras darle?

Esta es una pregunta muy recurrente para quienes quieren (o necesitan) armarse una computadora desde 0, pero no saben cómo hacerlo. Sin dudas responderla no es una tarea fácil ya que suelen tener muchos más usos de los que uno imagina, pero trataremos de hacerlo de la manera más completa posible.

A continuación, leerás un artículo creado con el fin de que identifiques para qué quieres tu PC y puedas armarla en base a eso, siguiendo las recomendaciones específicas, tanto si quieres una computadora para trabajar, como para jugar videojuegos pesados.

Home Office

Si en tu trabajo hay solo computadores baratos y quieres armarte uno igual para hacer Home Office, entonces lo que escribimos te servirá y mucho. Estos computadores se centran en las necesidades básicas de un oficinista, de manera que no te será necesaria una tarjeta gráfica ni un gran procesador, puesto que lo usarás para ejecutar procesos simples como pueden ser Word, Excel, u otras aplicaciones livianas. Tampoco es necesario gastar de más en un gran monitor, ya que no deberás apreciar tanta cantidad de colores como, por ejemplo, en el gaming.

Componentes: Recomendamos un microprocesador Intel i3, con 4/8GB de RAM no tendrás problemas, y 500GB de almacenamiento serán más que suficientes para el uso que le darás. Recuerda que es solamente para poner encima del escritorio y trabajar.

Uso general

Si buscas computadores baratos, esta es la opción más sencilla y accesible, puesto que un equipo no debe ser tan ambicioso como para rendir correctamente. Si el uso que planeas darle no es exigente sino más bien es algo como: entrar a internet sin problemas, frecuentar YouTube, o querer disfrutar de algún videojuego liviano, entonces los componentes que describiremos serán los indicados para ti.

Componentes: Aquí tendrás que hacer un pequeño ‘upgrade’ con respecto al computador de escritorio que armamos previamente. Recomendamos una fuente de alimentación de 500W, el disco duro puede ser de 500GB o 1TB, 8GB de RAM obligatoriamente, y un microprocesador Intel i3 o AMD Ryzen 3.

Gaming

Es muy importante decidir en qué condiciones queremos jugar. Esta decisión puede modificar completamente nuestro presupuesto, ya que no es lo mismo un PC gamer de bajos requisitos para juegos ‘low cost’ que para videojuegos de alta calidad. A continuación, te recomendaremos componentes para que tengas tres presupuestos distintos y puedas elegir el que quieras.

Gama baja

Los componentes son similares a los del computador de escritorio de uso general, pero, podrías agregarle una placa de video económica como, por ejemplo, una Nvidia GeForce 1030.

Gama media

Aquí ya se pone todo más serio, pues un PC escritorio gama media es capaz de correr casi cualquier videojuego del mercado. Recomendamos 12GB de RAM, disco duro de 1TB, placa de video Nvidia GeForce 1050 o 1050Ti, disco SSD de 240GB, fuente de alimentación de 650W 80 Plus, un microprocesador AMD Ryzen 5 o Intel i5, y un buen monitor para que aprecies la calidad de los juegos.

Gama alta

Si planeas disfrutar al 100% cualquier videojuego, esta PC valdrá cada centavo. Recomendamos una fuente de alimentación de 700/750W 80 Plus, un microprocesador AMD Ryzen 7 o Intel i7, una placa de video Nvidia GeForce RTX 2070, disco SSD de 512GB, 32GB de RAM y un disco duro de 2TB. El monitor debe ser de muy alta calidad.

Creación de contenido y diseño

El PC escritorio que acabamos de configurar puede hacerle frente a la mayoría de las aplicaciones centradas en la creación de contenido, e incluso habrá componentes en común entre estos dos equipos. Aun así, hay otros subsistemas en los que se distancian como resultado de la vocación específica de creación de contenidos del PC que armaremos a continuación.

Componentes: Lo único que cambiaríamos con respecto a la computadora de escritorio anterior, es en que aquí vendría bien un procesador Intel i9.

3 tipos de escritorio para tu PC
  · Escritorio típico de computadora

Estos escritorio baratos son de los más utilizados para la computadora ya que brindan el espacio necesario para el CPU, monitor, ratón y teclado.

Existe una gran variedad de estilos disponibles, desde escritorios de vidrio hasta de madera. Algunos ocultan el gabinete, mientras que otros lo dejan al descubierto. Muchos de los estilos también ofrecen espacio para una impresora o almacenamiento adicional.
Sin dudas, son muy aclamados gracias a la comodidad que ofrecen al ser escritorios pequeños y compactos, de manera que dan las prestaciones necesarias sin ocupar demasiado espacio en el ambiente.

  · En forma de L

Los escritorios en forma de L maximizan el espacio disponible. Caben en casi cualquier rincón de la casa y proporcionan el doble de espacio que uno típico de computadora. Son capaces de dar tanto espacio de escritura como espacio para el monitor de la computadora y el ratón.

Muchos de estos escritorios vienen con bandeja para teclado y un área específica para el CPU. Gracias al enorme aprovechamiento que hace del espacio, son de los más adquiridos por la gente que no goza de ambientes demasiado grandes.

  · Ergonómico

Estos no se caracterizan por ser escritorios pequeños, sino más bien todo lo contrario, ya que están diseñados para brindarles confort a quienes deben pasar largas horas de su tiempo. Proporcionan una superficie de trabajo que puede ser un poco más alta que la de las oficinas regulares y ofrecen un mejor soporte para el ratón.

Permiten el óptimo uso del monitor, ya que lo sitúa por debajo del nivel del ojo. Además, no son escritorios baratos puesto que tienen un estante para el teclado paralelo al suelo y permiten que tus codos descansen en un ángulo de 90 grados en todo momento.
Estos mobiliarios son ajustables para personalizar el espacio de trabajo de cada individuo y vienen en varios estilos, existiendo desde escritorios de vidrio hasta madera y plástico.

Conclusión

Como te habrás dado cuenta, armar una PC no es tarea sencilla, ya que hay que tener en cuenta muchos factores pero, una vez que lo hagas, recuerda también considerar la importancia de adquirir un buen escritorio.